Sobre Nosotros

Nuevo rumbo para QUESERÍA MENORQUINA

Nuevo rumbo para QUESERÍA MENORQUINA

compra-venta-empresas1

El futuro de Quesería Menorquina tomará un nuevo rumbo a partir del próximo 23 de diciembre, fecha elegida para la celebración de la Junta de Acreedores en la que presumiblemente sellará el acuerdo que le permita abandonar la situación concursal en la que se encuentra desde marzo de 2011. Así lo entienden desde la propia compañía, en la que afirman contar ya con la adhesión de más del 50% del pasivo exigible por sus acreedores, necesaria para lograr la aprobación del convenio de acreedores y el posterior levantamiento de la situación concursal por parte del Juzgado Mercantil número 2 de Palma de Mallorca. El citado convenio de acreedores contempla una quita del 50% de su deuda y un plazo de 10 años para el pago de la misma.

Según las cuentas anuales de 2010, elaboradas en febrero de 2012, ya bajo el control de la administración concursal y siendo propiedad de su plantilla, al cierre de aquel ejercicio la compañía presentaba un pasivo de 37,31 M€, integrado principalmente por el apunte de acreedores comerciales y otras cuentas a pagar -incluye Seguridad Social-, que sumaba un total de 34,4 M€. Tal y como fue informando entonces Alimarket, dos meses después, en abril de 2012, la quesera lograba reducir el crédito hipotecario que gravaba sus instalaciones de 15 a 2 M€ y, con él, el pasivo que ponía en peligro su futuro. En los siguientes meses continuaban los esfuerzos para ajustar su estructura y sus costes. Así, en febrero de 2013 se deshacía de su marca ‘Tranchetes’ en favor de Fromageries Bel España, filial de la francesa Grupo Bel; y en marzo ejecutaba un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaba a 43 de sus 173 empleados, el 25% de la plantilla.

Pocos meses después de este ERE, si bien sin aportar datos exactos, la compañía filtraba que ya habría recuperado entre un 65 y un 70% del volumen que producía en 2009, año en que Kfraft (ahora Mondelez) se deshizo de la factoría en favor de Nueva Rumasa. Detrás de este incremento en sus volúmenes se encontrarían principalmente los acuerdos de producción alcanzados con la propia Mondelez o Fromageries Bel España, así como la firma de nuevos contratos para la producción de MDD, con presencia en cadenas como Lidl o Eroski.